Blog

¿Cuándo estamos frente a un Contrato de Trabajo?

¿Cuándo estamos frente a un Contrato de Trabajo?
Esta materia es fundamental para distinguir el tipo de leyes que se aplicarán a una determinada relación jurídica.
Para bien, o para mal, la regulación en nuestro país es bastante “bipolar”, no admite situaciones intermedias. Es laboral (protectora), o es civil (rigen las normas que las mismas partes se dieron).
En el primer caso, tendremos al Estado interviniendo a objeto de establecer un estándar mínimo, que no podrá ser renunciado, ni aún por los miembros del contrato, ya que parte del supuesto básico, según el cual empleador y trabajador están en un plano esencialmente desigual. Es labor de la sociedad, se señala, intervenir mediante la ley, para “compensar” esta desigualdad inicial, con normas esencialmente “tutelares” o “protectoras”, del trabajador.
En cambio, si llegamos a la conclusión que en una relación jurídica, las partes están en una posición de igualdad, la llamaremos civil o comercial (prestación de servicios, mandato, etc.). Aunque aquí también encontramos situaciones de desigualdad (ej. Contratos “leoninos”, fundamento del recién creado Sernac Financiero), en general el legislador se abstendrá de intervenir y la relación contractual se regirá casi exclusivamente por lo que diga el contrato.
Entonces, ¿cómo distinguimos este “Contrato de Trabajo”?
Algunas personas llegan a la oficina y argumentan que su contrato no es laboral porque su empleador lo hace “boletear”, o porque hizo firmar un “contrato de honorarios” a su trabajador, más aún, algunos señalan que solo están “a prueba”.
Pues bien, el contrato de trabajo sigue la regla general en nuestro derecho en el sentido que se perfecciona o nace, a penas exista un acuerdo entre las partes, por ende es consensual. Este acuerdo es sobre un servicio personal que realiza una persona en beneficio de la otra, obligándose esta ultima a pagar una remuneración por tal servicio.
Pero, todavía falta lo más importante, es necesario preguntarse cómo se realiza el servicio. Y esto es así, porque, por ejemplo, un abogado podría prestar sus servicios a cambio de una remuneración, pero todavía no sabríamos si esa relación es laboral o no.
Ese contrato, pasará a ser uno laboral, en la medida que los servicios se presten bajo “subordinación y dependencia”.
Es éste, y ningún otro, el elemento que convertirá a la relación jurídica en un Contrato de Trabajo, y con ello aplicable toda la normativa protectora.
Esta “subordinación y dependencia”, es una cuestión de hecho, no depende que el contrato este o no escriturado (otra cosa es que la ley obligue a escriturarlo dentro de los primeros quince días como regla general, pero aquello es para facilitar la prueba al trabajador).
Tanto los Tribunales como la Dirección del Trabajo, nos han ido señalando qué tipo de situaciones son las que constituyen esta “subordinación y dependencia”, y son muchos los libros que han investigado y discutido en ello, pero básicamente implica realizar una función, sin autonomía, controlado y fiscalizado por un tercero (el empleador).
Así, cumplir jornadas, usar uniformes, trabajar en las dependencias de la empresa, tener un supervisor, sujetarse a procedimientos establecidos por la empresa, etc., son indicativos de que mi función, no la hago como quiero, sino según parámetros, control y en beneficios de otros.
Más aún, cuando la función se cumple de esa manera (bajo subordinación y dependencia), la ley presume que existe un contrato de trabajo, aunque no se haya escriturado, hayan pasado cinco años, o se haya boleteado.
En consecuencia, si usted quiere saber si sus servicios están protegidos por la ley laboral, pregúntese cómo realiza su función, si es bajo subordinación y dependencia, ése, es un contrato de trabajo, aunque le haya puesto el nombre que sea o no le haya puesto ninguno.
¿Quieres saber más? 
Asesórate con nosotros.

 

    Llámanos al (56)  22 425 94 04
Abogado
el / 10 Visitas



Bienvenidos a Laboral.cl
Estudio jurídico del abogado Santiago Albornoz



Estimados clientes podrán obtener
una hora con nosotros comunicándose al 

WhatsApp: +56 9 8358 4304



close-link